NERBREEN – “PESCANDO” EN TIERRAS DE HONDARRIBIA

Uno se imagina el delicioso pescado de Hondarribi, quizás recién traído de la mar, bañado con el olor del salitre y con la frescura del cantábrico… ¿Y si os contáramos que en Hondarribi actualmente hay peces en tierra? Refugiados entre las montañas y  mimados con agua filtrada con fresas y vegetales…

En 2016 Nerbreen, la unión entre:

BREEN, empresa de biotecnología desarrolladora de métodos de cultivos acuícolas innovadores y sostenibles mediante diferentes herramientas biológicas. ACUAPONÍA.

Fernando Sustaeta e Iñaki Mugika, creadores BREEN.

NER Group, asociación en la que diversas organizaciones, unidas por el Nuevo Estilo de Relaciones, comparten experiencias, sinergias y conocimientos. Una asociación con una clara preocupación por la Sociedad, queriendo lograr un Desarrollo Humano Justo y Sostenible.

Joseba Zubizarreta, responsable de NER en NERBREEN.

Juntos, crean un sistema circular donde tanto peces como vegetales crecen 100% naturales y orgánicos,  disfrutando de los beneficios de un ciclo cuidadosamente diseñado mediante biotecnología. De esta manera, nuestros protagonistas toman parte en una historia que hace que los deshechos se conviertan en materia prima.
Los protagonistas de este ecosistema son:

La tilapia

Un pez de carne suave y pocas espinas, con gran contenido proteico y bajo en grasas. Además de ser la mar de simpático (los más pequeñines, en cuanto te notan, te vienen a saludar) juega un papel indispensable en este ecosistema. Por un lado, sirve como alimento para ser humano, pero juega un papel indispensable en la producción aquaponica, ya que sus residuos líquidos irán a parar a las plantas tras pasar por nuestros siguientes protagonistas.

Las bacterias

Convierten los residuos en nitrato, sustancia para alimentar las plantas. Como podemos ver en la imagen a continuación en el punto A.

Los vegetales, frutas y plantas aromáticas

Después de que las bacterias aclimaticen el agua, en el punto B esta pasa a ser parte del ciclo de la aquaponia. El agua después de servir de alimento para las plantas y de ser filtrada por las mismas, vuelve a los peces en forma de agua limpia en el proceso C.

Las lombrices

Limpian y convierten en fertilizante los restos orgánicos sólidos de los peces en el punto D.

Un ecosistema en miniatura, cuidadosamente diseñado para así aprovechar todos los residuos y convertir los elementos en una base para crear ciclos de vida de plantas y animales.

Imagen obtenida en la visita realizada a NERBREEN.

¿Qué os parece lo que hacen en Nerbreen? ¿Creéis que es un claro ejemplo del futuro de la producción?

¡Nosotros estamos deseosos de conocer sus siguientes pasos y que nos inspiren con su circularización!

By | 2017-06-20T17:51:53+00:00 mayo 22nd, 2017|Sin categoría|0 Comments

Leave A Comment